Herederos Políticos

Puerto Rico no será una monarquía constitucional, pero no por ello evade los vicios de la misma. Lo vemos en las alcaldías, legislatura e incluso han existido casos frustrados en la gobernación. Tenemos desde el heredero de Bayamón hasta la nueva cazadora del Chupa cabras. La ex senadora Lornna Soto, hija del otrora cazador José ‘’Chemo’’ Soto se peleó con su hermano la silla vacía que dejo su padre. Lornna estaría feliz de la vida por su vuelta a la política, tras ser apabullada en las pasadas elecciones. Bendito, parece que ‘’Chemo’’ le cogió pena a la hija tras perder el guiso en el senado. Pero ni hablar de Caguas, aquello fue una novela tras el fallecimiento de Willie Miranda Marín, en primer lugar estaba el hijo Willie Miranda Torres, pero también estaba el supuesto hijo político Conny Varela. Este último  hizo una actuación memorable durante un media tour en el que  expreso que la gente le presionaba para retar al hijo del fenecido alcalde. El representante tuvo la dicha de ser reconocido por su gran actuación que los cagueños optaron por negarle el voto para que dejara la política y entrara al mundo de la actuación. Varela renunció a la actuación y se mantuvo guisando en la Cámara de Representantes.

Un golpe bajo es lo que mejor describe a los ilusos y patéticos delfines políticos que día a día se meten de candidatos por cuestiones de sangre y no de capacidad y hoja de servicio. Pero,las alcaldías no es lo único que se hereda ,había que preguntarle a Melinda Romero, que por ser hija de papa  tuvo la vía libre para llenar la vacante de senador que dejase el  honorable Jorge De Castro Font ,quien dejo la política para atender una agenda penitenciaria . Las monarquías son el sistema más patético de gobierno, resultan injustas y anti democráticas. Por lo menos en Puerto Rico los herederos son elegidos por el pueblo en las elecciones y no exclusivamente por sangre como en ciertos países de Europa. Aun así no resulta nada democrático degradar a los pobres vice alcaldes que se esmeran por suceder a sus jefes, y de pronto salen trasquilados por culpa de las ambiciones de la prole. La monarquía boricua llego para quedarse, al menos eso es lo que quisiera Ricky Rosselló, quien busca imitar a su padre y convertirse en gobernador. Lástima que el tiburón blanco lo acecha y ni hablar de Pierluisi. La política puertorriqueña es un teatro en todo su esplendor, de los cuales nosotros somos los espectadores que pagamos por su función. Herederos, un aspecto deprimente de una clase política en descenso y sin perspectiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s