Por ahí viene el impuesto extraordinario

Al parecer todo indica que el Gobierno de Puerto Rico volverá a tocar el agobiado bolsillo de los puertorriqueños. Lo único que alivia al pueblo es que hay legisladores que se oponen al alza del arbitrio del petróleo propuesto por el gobernador popular .Bajo la amenaza de que se detendrán los servicios del Tren Urbano y la Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA).  La excusa es como siempre la retórica del sacrificio para salvar a la maltrecha Autoridad de Carreteras. Hay el teatro que han formado con la Sesión Extraordinaria, para cocinar un aumento extraordinario a los derivados del petróleo. Porque como ustedes sabrán en este país, el Gobierno detesta ver los precios bajos, porque les entra el estrés de no poder recaudar lo suficiente para la tan mal administrada agencia que esta supuesta a bregar con los hoyos extraordinarios en las carreteras violentas.

El gobe está desesperado con que se apruebe el proyecto para quedar bien y mostrar algo de liderazgo en el teatro político. Mientras tanto el representante popular Manuel Natal sigue firme en su extraordinario rechazo al impuesto propuesto por su gobernador. Pobre Natal no contó con el respaldo de su gobe para las primarias, y ahora quiere ser el más bravo  con su rebeldía precoz, pero necesaria para el País. Cuidado Manuel que  eso puede crearte ronchas con la vieja guardia del Conde Rafael. Julio Anguita lo dijo claro “La ceguera la tienen los políticos y la población”, lo que pasa que en Puerto Rico la ceguera es una epidemia que no se ve, pero se siente.

No hay políticos serios, porque están de parranda en la nube de la comodidad. Lo triste de la situación son los miles de boricuas que se verán afectados por una eventual paralización de la AMA o el Tren Urbano. Los muchachones del PNP deben andar que ríen en un solo pie con el embrollo en que se han metido los rojos. Tal como dijo Héctor Ferrer este impuesto le puede costarle la vida electoral a la Pava. El precio no vale el producto que se da, por eso es que  recae en lo inmoral que un gobierno venga a dictar alzas para salvar a la inoperante y patética Autoridad de Carreteras. De que hay otras alternativas las hay, aumentar el impuesto a las empresas foráneas me parece algo más justo de hacer, en vez de ir al bolsillo de los que menos tienen. No hay babilla para enfrentarse a los grandes y les encanta ser prepotente con los de abajo, a donde va a parar la locura política de un país que pide a gritos la llegada de una política real que mire la gente y no ideologías.

Anuncios

3 thoughts on “Por ahí viene el impuesto extraordinario

  1. Politicians always, always grab money from those least able to defend themselves, and kiss the butts of those with the most money. Sadly, the poor have only Jesus, and He seems unable to soften the hearts of those who hold power.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s