Puerto Rico: Realidad Disfrazada 

Marcados por su ubicación geográfica y su situación política Puerto Rico fue devastado por un temporal vasto que destapó el antifaz de la realidad disfrazada que con mucho ahínco se ha restregado ante el mundo. Tuvo que pasar una tragedia de gran proporción para que muchos se dieran cuenta que la pobreza no es un cuento, que la desigualdad es rampante y que el gobierno no relaja cuando habla de precariedad en sus bolsillos.

El 22 de septiembre fue un día sin igual para puertorriqueños porque en la adversidad lograron hacer algo que hace tiempo no lograban y era  compartir con vecinos, familiares y amigos  a carne viva sin ningún tipo de tecnología a su lado. Como decía el escritor José Luis González la Isla experimentó  “La noche en que volvimos a ser gente”. Los hechos y los titulares se centraron en el azote y devastación del huracán María sobre el archipiélago caribeño y aun cuando hay una cifra de muertos  que mucho estiman superior a la informada por el Gobierno, hay una peculiaridad que se pasa por desapercibido a ya meses de aquel fenómeno natural.  Y es el marketing mal tasado de alabar la resignación como colectiva y evitar mostrar inconformidad con lo que está sucediendo en la realidad del País.

Hace unos días se presentaba la noticia de que un joven del este de la Isla que murió por simplemente pasar hambre. Había que ver la poca importancia que se le daba en los medios al particular. Estaban las masas designadas y resignadas a entrar en una realidad disfrazada donde sólo la vibra positiva y el afán de recuperarse fuera todo el mantra que les persiguiera.  No se podía exhibir depresión, ira o frustración porque rápido las vibras de la resignación te insistían en lo bien que vamos.

Puerto Rico está a oscuras en muchas áreas significativas como el área este y lugares de foco de desarrollo comercial en partes del área metropolitana.  Se tiene una estructura de servicio eléctrico que no está al nivel del que se requiere.  Tanto es así que los directivos de este  brazo agencial no cumplieron con meta del Gobernador Rosselló de que más del 90% tuviera acceso a electricidad para mediados de diciembre.  Y ni hablar de las telecomunicaciones que mantuvieron al país incomunicado luego del desastre. En una era sumamente interconectada las empresas privadas de telefonía móvil e internet no estuvieron a un nivel de altura como se esperaba.

Estamos hablando de una jurisdicción estadounidense a oscuras en muchas partes con gente muriendo de hambre, desempleo rampante por cierre de comercios y una emigración acelerada.

La realidad es que Puerto Rico le mostró al mundo que a duras penas es un país de gran desarrollo con un estado fallido por carecer de facultades políticas para hacer frente y plantar cara ante la adversidad.

Un huracán fue el detonador de que muchos se dieran cuenta que la crisis criolla no es un juego, de que la situación colonial es un óbice para el desarrollo pleno y que la desigualdad social es mucho peor de lo que se cuenta. De alguna manera el paso de María sirvió como para enfrentarnos a una realidad disfrazada que se había evadido por décadas.  Puerto Rico se ha mercadeado como un lugar desarrollado que nada tiene que envidiarle a ese Sur marcado y vilipendiado como tercermundista. No hay dudas que ese planteamiento tuvo cambios tras destaparse la realidad social del país.

Flotando sobre el Caribe sigue luciendo como un encanto, pero no tanto lo es la suma de condiciones sociales que está azotando a sus ciudadanos.

Anuncios

Francisco y su ansiada visita a Estados Unidos

image5436b88ab1da19.64323157

La buena nueva para el Papa Francisco es que podrá pronunciar un discurso frente a los muchachones del Congreso de los Estados Unidos. Un lugar donde se han fraguado eventos de muy bajo perfil para la paz que tanto ha fomentado el orgullo latinoamericano. La cita es perfecta porque muestra el choque entre un líder que en si es revolucionario contra una clase política que necesita adaptarse a los cambios que suplican sus ciudadanos. Rápidamente Mr. Boehner se puso culeco y dio a conocer mediante sus redes sobre su apoyo rotundo a la anunciada visita del Papa. Paz, desigualdad y pobreza serán los temas calientes a tocar en su cita del 24 de septiembre. Vamos que si hay un Estado que necesita orientación sobre la paz es la policía internacional que tanto alardea, pero que no mucho hace para avivar esa pipa. Ni hablar de seguir alimentando su increíble obsesión por tener la colección de más bases en el mundo, te digo que son tantas que ni Rickey Henderson pudiera robárselas en una temporada y mira que el tipo era un duro robando bases. El discurso del Papa debería ser uno que arremeta contra la doble moral de Occidente ,pero más allá de eso tiene la obligación de plantarle cara a la hipocresía política de un Congreso que en ocasiones promueve sin restricciones la ayuda militar a terceros que solo buscan implementar la violencia en sus países. Soplan buenos vientos del Vaticano, un latinoamericano que busca cambiar la percepción de lo que es el catolicismo y que promueve la unión de todos por la paz, sin importar raza o credo religioso. Eso es lo que vino a hacer el latinoamericano, un líder que más allá de sentarse y dirigir ceremonias va a la calle y ve el sentir de una humanidad que necesita urgentemente un cambio radical en unos gobiernos que no tienden a mirarse en el espejo y hacer valer los derechos de quienes le eligieron. No todo será color de rosas en el catolicismo y sus sombras por los lunáticos aprovechados de su posición para ejercer la pederastia, un asunto que el líder católico ha denunciado, pero que aun así puede que no sea suficiente para sanear a las iglesias de tan bárbaras escorias de cuello fino. Se podrá decir mucho del argentino, pero no se puede dudar que en su poco tiempo ha avivado a las masas de que es necesario hacer lio y salir a las calles a demostrar y llevar el mensaje de la inclusión. Francisco, un líder ejemplar que ha hecho más que aquellos bañados por un Nobel de la Paz, puede hacer vibrar de cordura y honestidad a un Congreso que clamar por ello. Lideres, vienen y vendrán pero solo los que se mueven con integridad se mantienen en el tiempo como la luz que cada día surge del brillante alba que engalana el regio amanecer.

Ahora les toca comentar,criticar y analizar sobre el tema. Adelante que hay libertad para expresarse.

Puedes seguirme en:

Twitter: @oosorio647