Otto se pasó de la Línea

Abordaron las plazas llenos de ansiedad por escuchar el discurso definitorio de la carrera de Don Otto. Se rumoraba que todo era grabado.  Algo que para muchos ya era hora de poner en piedra la marcha del muchachón . Llegó la hora de la cadena nacional, y explotó la ira en las esquinas  y en las profundidades del pueblo  centroamericano. No sólo hubo decepción por la permanencia del presidente, sino porque muchos lo atacaron por ser aguafiestas.  Hubo varios que culpan a la Escuela de las Américas por no enseñar algo de buen  humor a sus destacados generales. 

Toda la vida presidencial podría llegar a ser un libro para el lunes, día vital para saber si los diputados gustan de quitarle inmunidad a su mandatario. Ya la elocuente ex vicepresidenta da indicios que pronto cantará sobre cómo  LA Línea  funcionaba sin nada de burocracia.  Porque al parecer las aduanas son más exquisitas de consentir contra los amargos anaqueles de la desigualdad guatemalteca.

Pobre Derecha oficialista,  sus ministros salieron como voluntarios para despedirse de OTTO, que pena que llevaban mucha prisa por irse antes de agradecer. Peña Nieto decidió cambiar su gabinete para mostrar algo de control contra el libertinaje ministerial. 
Guatemala vive la inestabilidad política cuando los grandes sectores ya no temen en pedir la renuncia de Otto.  Empresarios ya se despegan de aquel desconocido a quien  algunos donaron para la campañita electoral.  Ni se diga de los campesinos que salieron de las fincas para dejarse sentir . Te digo que Otto tiene lo que pocos políticos tienen. Y es que la facilidad de unir grupos tan distintos por una sola meta. Que gran integrador es el muchachón que hasta McDonalds cerró sus comercios por tal que sus empleados fueran a pedirle la renuncia al presidente.Que clase de unificador¿No creen ? Ya no hay más nada que aportar sobre el papel histórico que  La Línea esta jugando   . Arjona cantó  ¡Fuera Otto!  Y desde las entrañas de la Guatemala buena y bonita gritan ¡Tarjeta Roja! . Uy cuando es falta te quedas en banca,pero Otto ya te pasaste de la Línea.

Anuncios

Cambio climático: Política evasiva

Hkg9567626

La polίtica de la evasión, puede ser muy fácil de hacer, pero tiene consecuencias que conllevan difíciles situaciones por vivir. No se necesita tener sabiduría científica para saber que el cambio climático es una realidad innegable de nuestro mundo. Los constantes cambios de temperatura, el derretimiento acelerado de los glaciares o el agravamiento de fenómenos como El  Niño nos dan una dosis de lo que puede ocurrir si seguimos siendo meros espectadores ante tal tragedia. La cuestión no es ambiental, es un asunto político que solo puede ser atacado con políticas publicas serias que logren subvertir la mentalidad evasiva por una impulsiva. Pero ya sabemos, que para llegar a tal decisión, hay que meterle mano a los grandes intereses que se codean con los gobernantes, como si fueran su más íntimas musas. Claro está, es innegable que las grandes compañías petroleras y amasadas de los gases invernaderos van a tener recelos contra cualquier medida profunda hacia el cambio climático.
No podemos obviar de que si hay sequia no hay agricultura sólida, de hecho países como Guatemala y Bolivia podrían perder una parte significativa de su PIB si la merma del agua sigue en alzada. Siendo la energía hidráulica un sector preponderante para Bolivia, su nivel de producción ha venido de más a menos. Es palpable que lo climático va con lo económico, y por ende sería una ineptitud no plantear el dilema ambiental como uno político. No es un asunto entre liberales o conservadores es trascendental al planto de las tribus partidistas, es la coyuntura existencial que necesita de verdaderos líderes para al menos reducir los impactos negativos que conlleva el calentamiento del planeta. Hoy nos atormentamos por lo ocurrido en el olvidado Vanuatu, pero mañana puede ser cualquier isla del Caribe. Aquí no se trata de clichés ni de discursos bonitos, es la pura realidad que vivimos, los gobiernos de América Latina deben entender que para ser de verdad ejemplos del Sur deben empezar a defender la mano que les da de comer. La región tiene nexos de vulnerabilidad con las variaciones climáticas, es obvio que el Niño viene más fuerte que el año pasado, y no es porque ha crecido, sino porque la futilidad sistemática de los estados le ha dado rienda suelta para seguir creciendo. Lo real no deja de culpar a la política, pero aún falta mucho por encontrar a esos que dejen la hegemonía discursiva de la evasión por la difícil tarea de decir acción.